¿Soy director o bombero?


Diariamente muchos ejecutivos se hacen la misma pregunta. En la mañana, camino a la oficina, repasan las cosas importantes que harán durante el día. Apenas van entrando y son abordados por personas de su equipo con cualquier cantidad de urgencias, las cosas empeoran en cuanto abren su correo electrónico.
Al final del día, exhausto, la pregunta cambia por: ¿en qué se me fue el día? Trabajé muy duro, pero no recuerdo algo sobresaliente. ¿Las cosas importantes? No recuerdo cuáles eran. Mañana será otro día.
La pregunta correcta podría ser ¿por qué se generan tantos bomberazos? Siento ser yo quien te lo diga, pero un WhatsApp al grupo diciendo “mándame el reporte” es una fuente infalible de bomberazos y un total desperdicio de tiempo.
Sin embargo la pregunta correcta es: ¿Cómo estoy delegando y supervisando a mi equipo? Así es, la responsabilidad es tuya, como líder, tú defines consciente o inconscientemente el estilo de colaboración de tu empresa.
Hagamos un poco de números, si eres bombero dedicarás al menos 70% a los bomberazos y 30% a tu encargo de director. Multiplica tu sueldo por 70%, esa cantidad es la que está perdiendo tú empresa cada mes, al pagarte tu sueldo. Claro sin tomar en cuenta el costo de oportunidad de tu falta de enfoque.
La buena noticia es que los bomberazos pueden eliminarse fácilmente, con orden y disciplina. Aplicando un sencillo principio: En el pedir está el dar. Cada vez que pidas algo, asegúrate de responder las siguientes preguntas: ¿Qué esperas como resultado?, ¿quién (1 persona con nombre y apellido) lo va a hacer? y ¿cuándo lo necesitas?. Procura que esta práctica sea usada por todos en tu equipo.
Te invito a que vuelvas a ser director el 100% de tu tiempo. Todos te lo agradecerán, empezando por ti.

Leave A Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *