3 beneficios de ser ordenado

Orden para el Bien ComúnMamá, no es tiradero, tengo todo a la mano, sé perfectamente donde está cada cosa. ¿Cuántas veces le dijiste eso a tu mamá? En mi caso muchas. Durante la carrera quise aplicar este mismo criterio, pero la realidad siempre me dejó ver que el tiradero es tiradero, desorden, que te quita tiempo. Haciendo un gran esfuerzo, empecé a poner orden, al menos en los estudios y pronto descubrí sus ventajas y cómo las cosas se daban más fácilmente. Hacer las cosas cuando las tenía que hacer liberaba una cantidad impresionante de tiempo.
Cuando empecé a trabajar, me di cuenta que no todos habíamos dejado la práctica del tiradero y el desorden. Muchas personas seguían usando los mismos argumentos que yo usaba con mi Mamá: No es tiradero es un espacio creativo. Yo sé dónde está todo. No se me olvidó, lo dejé para un momento donde esté más enfocado.
En realidad ser desordenado es una falta de respeto para ti mismo y los demás. Porque el desorden es desperdicio, generalmente de lo más valioso que tenemos, el tiempo. Culturalmente el orden se relaciona con ser cuadrado, burócrata, Godínez, anticuado y todas las connotaciones negativas.
Por ello quiero platicarte de los 3 beneficios del orden, existen más, pero personalmente estos son los que me ayudaron a cambiar mis hábitos.

3 beneficios de ser ordenado

1. Aprovechas mejor tu tiempo

En qué prefieres usar 1 hora de tu tiempo, buscando un documento “importante” o preparando un documento importante. Escarbando en el “inbox” de tu correo o atendiendo tareas importantes. Si lo piensas con detenimiento, cada vez que pierdes tiempo buscando cosas en tu desorden, tienes un sentimiento de arrepentimiento, solo que tu orgullo lo cubre con un “no pasa nada”. El orden, provoca como beneficio más importante, el aprovechamiento de tu tiempo. Cuando tienes claras las actividades que vas a hacer y las cosas que necesitas para hacerlas, te enfocas directamente en ellas, no pierdes tiempo buscando. 5 minutos ordenando te pueden liberar horas de tu tiempo. En automático te haces más productivo. Productivo es igual a lograr tus metas personales y objetivos.

2. Espacio para pensar

Con esas horas que liberas, generarás espacio para pensar. Pensar es lo que nos hace mejorar, crecer, acercarnos a nuestras metas. Es para lo que nos pagan. Sin embargo, no puedes pensar cuando estás preocupado por encontrar el documento de la siguiente reunión, ni cuando estás regresando a tu oficina porque se te olvidó la computadora. El orden te da esa tranquilidad mental que necesitas para pensar. Como todo está en su lugar, liberas espacio en tu mente. Ya no tienes que estarte acordando de todo, porque ya sabes donde está.

3. Mejor relación con los demás

El orden es la base de una excelente relación con los demás. Siempre estamos trabajando en equipo con alguien; directa o indirectamente. Cuando eres ordenado, respetas el tiempo de los demás, los ayudas a realizar su parte y generas mucha confianza. A nadie le gusta trabajar con alguien que siempre tiene un pretexto para justificar algo que se le pasó hacer. El orden te hace una persona en la que los demás pueden confiar, lo que aumenta tus posibilidades de desarrollo y crecimiento.

Existen muchos beneficios del orden. Te recomiendo que uses estos 3 para empezar a ser más ordenado. Si ya eres ordenado puedes felicitarte por ello y reforzar tus habilidades.
Recuerda: El orden siempre juega a tu favor y a favor de los demás.
 

Leave A Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *