3 beneficios de las Rentas


Toda empresa puede generar rentas a partir de sus servicios. Las rentas son sinónimo de estabilidad y continuidad en la relación con tu cliente, en tu flujo operativo, en el crecimiento de tu empresa.
Cuando todos tu ingresos dependen de los proyectos, es común que tu flujo sea una montaña rusa. Algunos meses cobras mucho y con eso compensas los meses flojos. Otra característica es que tienes que decidir entre vender y operar.
Curiosamente vendes durante meses y parece que todos los clientes te dicen sí al mismo tiempo. Entonces tienes que operar al 200% y dejar de vender. Cuando acabas los proyectos ya no tienes qué vender y tienes que buscar prospectos desde cero.
Igualas, contratos, membresias, suscripciones. Todas son formas de llamar a las rentas.
Los 3 principales beneficios son:

  1. Ingreso mensual continuo
  2. Permanencia de los clientes
  3. Operación homogénea

Los beneficios son muchísimos más, pero detallaré los que acabo de mencionar.
1 Ingreso mensual continuo
Es la principal característica de las rentas, brinda certeza y estabilidad en el flujo. Facilita la planeación y operación del negocio. Su nivel óptimo es cuando el monto de las rentas es igual o superior a los gastos fijos.
2 Permanencia de los clientes
La permanencia se garantiza cuando entregas constantemente valor a tus clientes. Estrecha la relación y la transforma de un esquema cliente / proveedor a una relación de aliados. Donde ambas partes salen ganando. El conocimiento de tu cliente te permite identificar oportunidades para servirlo mejor o expandir la relación.
3 Operación homogénea
Normalmente empaquetas dos o tres opciones de servicio continuo para convertirlo en un modelo de renta. Este empaquetado implica que siempre ofreces el mismo tipo de servicio. Por lo cual tu equipo de trabajo conoce exactamente qué hacer, reduciendo desviaciones en el servicio y haciendo más fácil la capacidad de crecer.
Rentas vs Proyectos
Mi propuesta no es, repito, no es, que dejes de hacer proyectos. Lo que te sugiero es que complementes tu oferta con modelos de renta, para que cada proyecto que realices tenga una opción de continuidad a partir de un servicio empaquetado y continuo.
Conozco muchas empresas que han tenido 100 clientes de proyectos y solo tienen activos 3 clientes en modalidad de proyectos. Imagina qué pasaría si colocaras esquemas de renta con 50 de esos clientes. Ya los conoces, ya le vendiste, tienes una oportunidad increíble.
Recuerda: En el fondo todos queremos vivir de nuestras rentas.

Leave A Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *