#Alinea la gimnasia con la magnesia

Tienes la estrategia perfectamente definida en tu cabeza, pero no ocurre como la planeaste, porque tu operación no tiene ni idea de qué se trata. Ese el punto de quiebre.
Esta situación es muy común, porque como líderes tenemos la capacidad de ver la foto completa, definir un objetivo ambicioso y tenemos la confianza de que nuestra empresa nos respalda. Esta es la gimnasia.
En la operación, tu gente está acostumbrada a operar como todos los días, enfocados en que cada día ocurra, de acuerdo a lo esperado, su visión está acotada al cumplimiento con los clientes en el corto plazo. Esta es la magnesia.
De repente, después de haber validado la factibilidad de la nueva estrategia, sin haberle avisado a la operación, empiezas a encargar tareas específicas, que rompen con la armonía cotidiana, que nadie entiende y causan retrasos en los objetivos de corto plazo.
El resultado, todo mundo estresado.
Tú estás estresado porque tu estrategia no está sucediendo. Tu gente está estresada porque no entiende la razón de tus nuevas “ocurrencias”.
Por muy brillante que sea tu estrategia, no va a ocurrir si tu operación no está alineada y preparada para ejecutarla.

  • Peligros de no alinear la estrategia con la operación:
  • “Otra ocurrencia del jefe”. Desconfianza entre la dirección y la operación.
  • “No funcionó como pensaba”. En realidad nadie entendía de qué se trataba.
  • “Mejor seguimos con lo que sabemos hacer”. Dejas de innovar.
  • “No dejó tanto dinero”. Nunca mejoraste la estrategia usando los resultados de la operación

¿Cómo alineo la gimnasia con la magnesia?
Cuando trabajo con mis clientes, juntos descubrimos, que esta una de las principales causas raíz del #desmadre operativo.
Para resolver esta causa raíz, ejecutamos un proceso para alinear estrategia y operación:
1. Comunicación.
2. Validación operativa.
3. Plan de Acción.
4. Medición.
5. Retroalimentación.
Es muy importante, que como creador de la estrategia, estés abierto a escuchar la retroalimentación de tu equipo, hacer los ajustes necesarios y sobre todo garantizar que todo mundo tiene claras las implicaciones para el negocio. Solo así puedes alinear y dar continuidad.
Recuerda: Las estrategias se basan en acciones específicas, no en ocurrencias.
Búscame >>, es el primer paso para alinear la estrategia con la operación.

Leave A Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *