Nadie sabe lo que tiene, hasta que trabaja en #HomeOffice

Estoy seguro que el HomeOffice te ha recordado tus inicios. Empezar desde casa con tu laptop y todo el empuje para crear tu empresa. Hoy estamos en una situación combinada, tienes tu empresa y estás trabajando desde casa.

No sabemos cuánto durará la contingencia, ni la repercusión real en la economía del país, tu ciudad, tu empresa, tu bolsillo y el de tus colaboradores.

Lo que es un hecho, es que no durará para siempre y que hemos pasado por muchos tipos de crisis: Climáticas, económicas, sociales.

Y aquí seguimos, luchando por un sueño, que hoy es una empresa de la cual viven muchas familias.

Por ello, es fundamental que reflexionemos sobre los retos y oportunidades de esta situación. Para estar preparados y seguir adelante.

Nadie sabe lo que tiene hasta que se va al HomeOffice

Durante estos días aparecerán muchas situaciones, que normalmente no veríamos porque el trabajo presencial las subsidia.

Claro que la prioridad es resolver dichas situaciones, para mantener la operación en el corto plazo.

Justo estas situaciones, son las que puedes aprovechar para mejorar la empresa.

Crea una lista de la solución a cada situación:

  1. Nombre
  2. Faltaba, sobraba o se mejoró
  3. Qué problema generó
  4. Cuánto costó resolverla
  5. Quién la resolvió

Una vez asegurada la operación de tu empresa, retoma esta lista y analízala con preguntas como estas:

  • ¿Qué aprendimos con esta solución?
  • Con la solución a esta situación, qué se mejora:
    • Agilidad en la entrega?
    • Colaboración del equipo?
    • Utilidad de la empresa?
  • ¿Cómo la aplico al resto de la empresa?
  • ¿Cómo la convierto en un mejor práctica?
  • ¿Puedo crear un nuevo producto o servicio?

Te sorprenderá la cantidad de mejoras que podrás aplicar a tu empresa, porque a diferencia de tus inicios, cuando estabas solo, hoy tienes toda una infraestructura para convertir estas soluciones en diferenciadores de tu empresa, en opciones para escalarla.

Así es que sigamos con el #HomeOffice, solidario y productivo.

Aprovechándolo para mejorar nuestra empresa, porque la economía de todas las familias alrededor de ella, necesita nuestra capacidad de generar prosperidad.

Atendamos el corto plazo y preparémonos para lo que sigue.

Recuerda: Las mejores ideas surgen de la atención a una crisis.

Leave A Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *